Un abogado sentado en su despacho, toma el teléfono y llama a la última persona de su listado de potenciales clientes, le habla recordandole que se conocieron en el colegio.

Después de los saludos correspondientes y en la etapa de ponerse al tanto de la vida de cada uno, casualmente le comenta que es abogado y se dedica al derecho fiscal.

Su amigo pequeño empresario le felicita y continua contándole del nacimiento de su primer hijo. Termina la conversación no quedaron en reunirse no le solicitó nada y el abogado joven ya no tiene idea de como pagar la renta ese mes.

Vemos su listado de potenciales clientes y vemos que ha hecho realmente un buen trabajo, lo dividió en clientes potenciales por ser dueños de empresas, clientes potenciales por trabajar en empresas, potenciales referidores como auditores y contadores, fue realmente un buen trabajo que ha tenido en mente su mercado objetivo en todo el proceso.

Falto solamente un rubro y uno que es muy importante en dicho listado de clientes potenciales OTROS ABOGADOS.

No todos los abogados se pueden (o deben) dedicar a todas las ramas del derecho, En los bufetes medianos existen ramas que probablemente se cubran siempre como lo son el Derecho Mercantil sencillo, el derecho civil en general y ciertas cuestiones de notariado, pero hay ramas que no cubren los bufetes medianos pero que muchas veces sus clientes tienen necesidades en dichas ramas y que les buscan a ellos y ellos a su vez se ven en la necesidad de encontrarles a un abogado que pueda atenderles en dicho rubro.

Derecho Fiscal, Derecho Penal, Derecho de Familia son ramas del derecho que por su complejidad y especialidad requieren de un especialista para ser atendidas, y son ramas en las cuales nuestros mejores referidores serán otros abogados.

Como funciona esto para un especialista es creando redes de referencia y un plan estratégico de referidores.

Como abogados y estudiantes de derecho nuestro grupo de influencia incluirá muchos abogados, intentemos que nos refieran con sus propios clientes y así aumentaremos la cantidad de encargos que recibimos al mes.

Si va a empezar un esfuerzo en un esquema de referencia aplique las siguientes reglas:

A. Siempre respete a quien le refirió el cliente nunca le ofrezca servicios al cliente referido que entran dentro de la esfera de actuación del abogado que le refirió.

B. Ofrezca o de una comisión a quien le refiere clientes. Cultive el hecho de que le refieran clientes y recompense a quien se los ha referido.

C. Ofrezca un servicio excelente. Su trabajo se verá reflejado en quien lo refirió no lo haga quedar mal.

D. Mantenga informado a quien lo refirió, se lo agradecerá y le dará la tranquilidad que su cliente está en buenas manos.

Incluya a los abogados en su listado de potenciales clientes y siga las reglas antes mencionadas y verá como crecerán los encargos que maneja mensualmente sin duda alguna.

referencia de clientes de abogado a abogado

referencia de clientes de abogado a abogado

Anuncios