Etiquetas

, ,

El mercadeo jurídico, conlleva una ardua labor de preparación y análisis para que sea lo más efectivo posible. En posts anteriores hemos enfatizado en la importancia de definir un cliente ideal, de pulir y establecer un servicio estrella, quienes son los encargados de hacer mercadeo dentro de un bufete, del cobro de honorarios etc… Todas estas acciones deben ir enmarcadas dentro de la estrategia del bufete, y deben ir acorde a la imagen que desean proyectar.

Previo a emprender una importante campaña de mercadeo debemos realizar determinadas acciones dentro de nuestra organización para asegurarnos que los resultados sean lo más beneficioso posible. Primero debemos establecer un canal de comunicación altamente efectivo entre todos los miembros del bufete, para que a través de este podamos involucrarlos en el conocimiento del bufete, su misión, su visión, sus metas a corto mediano y largo plazo, los elementos diferenciadores del mismo con relación a los otros agentes del mercado, su posicionamiento, especialidades, en fin es importante empapar a todo el personal del bufete de quienes somos, como hacemos lo que hacemos, hacia donde vamos y porque somos sobresalientes en nuestro campo.

Esta comunicación servirá para que cuando los otros miembros del despacho deban actuar acorde a la estrategia de mercadeo con potenciales clientes, conozcan la cultura corporativa del despacho, y puedan encaminar sus acciones a proyectar los altos valores y demás características que diferencian al bufete del cual son parte. Adicionalmente, a comunicar la cultura corporativa de la empresa, debemos informar a todo el personal que las acciones de mercadeo que emprenden son tan importantes como el resto de sus funciones, y que también serán evaluadas para potenciales bonos, planes de carrera o evaluaciones de rendimiento.

Se debe involucrar a todo el personal del bufete en las acciones de mercadeo a efecto de lograr de esta manera un compromiso real con las mismas, y para lograr un efecto real deben incluirse como parte de aquellas cosas que pueden beneficiar al empleado o asociado para avanzar, puesto que en el caso especifico de las acciones de mercadeo queremos un esfuerzo real y comprometido del personal, el cual se logra mediante la obtención de beneficios mas que por evitar consecuencias. Un empleado que es amable con los clientes, que transmite la visión del bufete, que da un servicio excepcional se verá más motivado a hacerlo por el potencial reconocimiento de su esfuerzo, más que por la potencial consecuencia negativa, que nos llevará a tener agentes ejecutores de nuestra estrategia promedio, más que agentes ejecutores excepcionales, y la inversión del bufete en este rubro se recuperará con creces, puesto que la experiencia del cliente será tan satisfactoria que regresará y eventualmente lograremos su Lealtad.

En conclusión hay dos cosas que debemos hacer previo a emprender un esfuerzo importante en mercadeo a lo interno de nuestra institución:

1. Establecer canales de comunicación mediante los cuales nos aseguremos que todo el personal del bufete conoce nuestra cultura corporativa.

2. Establecer un esquema de beneficios para aquellas personas que sean excepcionales en la ejecución del plan de mercadeo y de dar a conocer las virtudes del bufete. Con estos dos pasos básicos, lograremos preparar a todo nuestro equipo, para que puedan afrontar una campaña de mercadeo de gran escala, maximizando el beneficio de la misma.

Anuncios